A esta crisis también se le conoce como “crisis de la mediana edad”.

No tiene por qué darse a los 40 años, puede aparecer antes o después. Se caracteriza por ser un momento en el que se cuestiona lo que se ha vivido, cómo se ha vivido, lo obtenido y lo que no; comienza a tener gran importancia el tiempo que queda por vivir y los asuntos que han ido quedado pendientes por resolver o satisfacer.

En el siguiente vídeo te cuento más sobre esta crisis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ,Más información, y sobre nuestra Política de Privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies